Quien diga que hay suelos que no requieren ningún tipo de mantenimiento, simplemente está mintiendo y no tiene ni idea de donde está parado.

De hecho, no es muy difícil descubrir el motivo; pues para mantener las características de cualquier pavimento industrial y lograr que siga luciendo una buena apariencia es necesario tener ciertos cuidados.

Y, por supuesto, los suelos de microcemento no son la excepción de la regla ni nada por el estilo, incluso requieren de un proceso muy exigente. Ya verás por qué.

Cómo mantener el pavimento de microcemento

¿Quieres saber un secreto? El cuidado de un suelo de microcemento es muy similar al de los pavimentos de parqué de madera natural. Por ello es que debes prestar muchísima atención a los siguientes detalles:

Cero encharcamientos y humedades

Si hay algo que no tolera el microcemento es la exposición regular al agua. Primero; porque podría generar erosiones en su sellado y, segundo; se presentarán filtraciones de agua, es por ello que se coloca un pavimento decorativo antihumedad.

Aléjalo de elementos que puedan rayarlo

Parece difícil de creer, pero cosas tan simples como unos granitos de arena o piedras pequeñas podrían rayar este tipo de pavimento.

Así que al momento de caminar sobre estos suelos o limpiarlos hay que ser muy precavido de no arrastrar estos elementos; pues ya sabes lo que pasará después.

Una forma de evitar estos episodios tan desagradables es colocar felpudos en la entrada de la casa para que las personas limpien sus zapatos antes de circular por el hogar.

suelo de microcemento para el hogar

No arrastres el mobiliario

Este es un error muy común, aunque en el caso del microcemento es una acción grave. Y es que si necesitas mover cualquier mueble de la casa y lo arrastras en vez de levantarlo, terminarás con una gran raya en el suelo.

Cuéntanos, ¿quieres que esto suceda? Nosotros creemos que no, así que evita roces y golpes con muebles y objetos sólidos.

Cuidado y más cuidado con el mobiliario

Hay muebles que suelen tener superficies punzantes o patas metálicas, en estos casos lo más recomendable es que no haga contacto con el pavimento, al menos durante el primer mes de su instalación.

La mejor solución a este problema es colocar protecciones de goma blanda entre las patas (o la superficie del mueble) y el suelo.

Evitar usar productos abrasivos en la limpieza

Al momento de limpiar este tipo de pavimentos existe un mandamiento fundamental: no usarás productos abrasivos o alcalinos. Pero, ¿cómo así?…

Bien, nos referimos a productos como el cloro, el amoníaco, la lejía o a cualquier tipo de jabón que no sea neutro, porque deteriorará las películas que protegen el pavimento.

Como ya sabrás, solo debes usar jabones neutros y agua para eliminar la suciedad de la superficie y promover la duración del sellado.

Si te preguntas cuál es el mejor producto para limpiar de manera efectiva los pavimentos de microcemento, nosotros recomendamos que las ceras autobrillo compatibles con suelos de madera.

Estas son las mejores formas de mantener el pavimento de microcemento a largo plazo, ahora si tienes cualquier duda al respecto no dudes en consultarnos.

Compártelo:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on StumbleUponShare on Reddit