Si necesitas mejorar el suelo de tu local, nave o superficie exterior, quizás ya te hayas decidido por revestir el pavimento con un material que ofrezca continuidad, pues estos son más limpios y fáciles de mantener, además de dar un aspecto más diáfano, pulcro e industrial.

Hoy vamos a tratar un poco más a fondo los pavimentos continuos de hormigón y resinas, materiales principales en la construcción y rehabilitación de este tipo de suelos industriales.

Principales materiales para suelos y pavimentos continuos

De todos los materiales utilizados en la construcción y rehabilitación de superficies, a los que más recurrimos en la actualidad en la aplicación de suelos continuos son el hormigón y las resinas.

Pavimentos continuos de hormigón

El hormigón es el material que toda la vida se ha utilizado para crear grandes superficies continuas exteriores e industriales debido a que, hasta hace poco, no presentaba un acabado muy estético.

En la actualidad los pavimentos de hormigón sí que se tiñen, texturizan y pulen, siendo más atractivos a la vista, sin embargo, su uso sigue siendo el mismo ya que siempre presenta un acabado más basto y robusto que las resinas.

También, gracias a los avances en el desarrollo de la industria, actualmente se utiliza un hormigón extra pulido tan fino como el que más, pero con la dureza propia de los áridos que lo componen.

servicios-pavimentos-de-hormigon

Las cualidades de este material son cuantiosas, de ahí que se haya utilizado durante décadas y que, aún existiendo otros productos más novedosos en el mercado, el hormigón siga teniendo un amplio sector de aplicación.

El hormigón cubre y rellena cualquier superficie si se prepara adecuadamente, sin crear juntas.
Su aplicación es sencilla, requiere de dos capaz de material extra, una de regularización y otra de imprimación.

Se trata de un material impermeable, resistente al tránsito continuado y a los agentes climáticos. Además, como puede aplicarse en una capa mínima extrafina, no es necesario remover el suelo existente, puede, simplemente, vertirse encima y listo.

Pavimentos continuos de resina

A pesar de empezar a usarse en España hace tan sólo 10 años, la resina ya es el material más utilizado para este tipo de suelos industriales.

Y no es de extrañar, pues existe una gran variedad de tipos de resinas: acrílicas, epoxi, metacrilato, poliuretanos… Todas tienen características comunes, pero también otras diferenciadoras, por lo que su funcionalidad es distinta en algunos aspectos. A estas también tenemos que añadir las prestaciones que se obtienen al elegir uno u otro acabado (antideslizamiento, antielectricidad estática, resistencia a la abrasión…)

Pavimentos de resina Epoxi Barcelona

Las resinas, por supuesto, y al igual que el hormigón, son extraordinarias para conseguir un revestimiento sin juntas de grandes superficies. Además, al ser algo más flexibles que el hormigón, ofrecen mayor resistencia mecánica, evitando las grietas que a veces sí aparecen en suelos cementosos. En cuanto al resto de beneficios mencionados sobre el hormigón, las resinas también los ofrecen.

Su aplicación requiere, tal y como ocurre con el hormigón, de una capa de regularización de la superficie y una de imprimación que va a facilitar el agarre de la resina para pavimentos.

La elección de un tipo u otro de material siempre va a estar determinada por varios factores, entre los que destaca la superficie de aplicación, el presupuesto y el uso que se le vaya a dar al suelo. Lo mejor que puedes hacer es dejar que un profesionales de tecnología en pavimentos te asesore en función de tus necesidades.

Compártelo:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on StumbleUponShare on Reddit