En Technical Floor sabemos que para un gimnasio no se puede colocar cualquier suelo como si se tratara de una construcción cualquiera. No, no y no, la superficie de estas instalaciones tiene que contar con una serie de características para que los atletas entrenen de forma segura y eficiente.

Claro está, de estos puntos radican la importancia de conocer todos los tipos de suelos que existen para gimnasios. ¿Qué te parece si empezamos?

Requisitos imprescindibles para un buen suelo de gimnasio

Conoce los tipos de suelos para gimnasios

Identificar el tipo de suelo de un gimnasio dependerá de los materiales que se hayan utilizado. Pues estas superficies suelen estar compuestas de diferentes pavimentos como madera maciza, vinilo hasta losetas de caucho.

Y sí, para elegir el suelo para un gimnasio hay que tener en cuenta para qué sirve cada pavimento. Por lo que es importante determinar qué deporte se realizará en las instalaciones o si se practicarán disciplinas mixtas.

En este último caso, se pueden optar por suelos como los que puedes encontrar en el gimnasio de un colegio. Por otro lado, antes de hacer una elección también hay que determinar si el gimnasio será fijo o desmontable.

Entre las marcas más famosos debemos mencionar los fabricantes de suelos de vinilo Gerflor, que ha ganado un gran prestigio con su marca de pavimentos deportivos Taraflex; y Junckers, que ofrece ocho soluciones diferentes para suelos deportivos basados en madera maciza.

En definitiva, los tipos de suelos que podemos encontrar en los gimnasios son los de vinilo y madera maciza.

Requisitos de un buen suelo para gimnasio

Como ya sabrás, los suelos para gimnasios tienen que reunir algunos requisitos funcionales y de seguridad, incluso estéticas (cuando se van a realizar competiciones o algún evento dentro de las instalaciones).

Seguridad

En cuanto a la seguridad, muchos expertos sostienen que se le debe prestar atención a la relación existente entre la calidad del pavimento y las posibilidades de sufrir algún accidente.

Por esta y otras razones, es primordial tener en cuenta la capacidad de absorción de impactos, así como la amortiguación del suelo frente a saltos y caídas.

Aislamiento acústico y flexibilidad

El suelo perfecto para gimnasio debe tener un notable aislamiento acústico y contar con la capacidad de reducir las vibraciones. Y no solo esto, también tiene que ser flexible para que no haga más lento el rebote del balón, por ejemplo.

Otro punto importante para elegir el suelo ideal son los gastos de mantenimiento que requerirá.

Resistencia

No es un secreto que estos suelos están expuestos a más agresiones si los comparamos con los pavimentos normales. Esto significa que el suelo debe estar dotado con una buena resistencia.

Para determinar la resistencia de estos pavimentos se hacen tests de fatiga que, no son más que pruebas que se realizan para simular el comportamiento del suelo ante las condiciones para la que se elaboró.

Eso sí, no hay que olvidarse de la cantidad de personas que van a entrar al gimnasio. Pues en este tipo de instalaciones se realizan eventos con gran asistencia y un pavimento que sea capaz de soportar una multitud de gente es importante.

Características principales de los suelos para gimnasios

Esperamos que nuestro post sobre los tipos de suelo para gimnasios te haya gustado, de ser así, ¡compártelo! Como siempre recuerda que estamos a tu plena disposición y que puedes ponerte en contacto con nosotros para resolver cualquier tipo de duda o pregunta que puedas tener.

Compártelo:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on StumbleUponShare on Reddit