Ni para ti ni para nosotros es un secreto que uno de los problemas más usuales en los hogares es la humedad. Pues no solo le resta estética a las paredes y techos de la casa, sino que también origina la aparición de moho y bacterias que afectan la salud humana. Existen diferentes tipos de humedad y si estás leyendo es posible que ya presentes casos de superficies húmedas. Si es así, primero debes visitar nuestro post sobre cómo tratar la humedad.

Quizá ya lo sabes, pero la humedad puede aparecer tanto el interior como en el exterior del hogar. Pero no importa cuál sea el caso, es muy importante prevenir este problema con algunos tratamientos antihumedad que explicaremos en este post. ¿Empezamos?

Tratamientos antihumedad en el hogar

Cuando la humedad proviene desde afuera, el principal causante de este problema es el agua de lluvia que entra a través de las cubiertas u obras de albañilería, incluso carpintería.

Pero, en caso de que el problema se produzca en el interior, los inconvenientes de humedad radican en una estanqueidad de las tuberías, lavabos, fregaderos o con la condensación en paredes y ventanas.

Eso sí, para prevenir cualquiera de los dos escenarios es importantísimo aplicar el tratamiento adecuado. Algunos de ellos son:

Mantenimiento de las conexiones, juntas y masillas

Si realmente quieres prevenir la humedad, primero tendrás que asegurarte de que las conexiones, las masillas y las juntas estén en buen estado. Ahora, en caso de que presenten mogo habrá que reemplazarlas por una masilla fungicida.

humedad

Instalación de lavabos en sitios alejados de las paredes

Para evitar la humedad en la casa es importante que instales los lavabos, fregaderos, bañeras y duchas a una distancia prudencial de la pared, de lo contrario correrás el riesgo de que el problema aparezca.

Reparar el revestimiento en caso de filtraciones

¿Tu habitación tiene tabique de yeso, pero está presentando filtraciones? No tendrás otra opción que mandar a reparar el revestimiento con profesionales que, seguramente usarán paneles de yeso hidrófugos para solucionar el problema.

Controlar la condensación

La condensación se genera por la diferencia de temperatura que se origina cuando el aire caliente hace contacto con una pared fría, una ventana o unas baldosas.

Para impedir esto, tendrás que controlar los aparatos de ventilación y calefacción de las habitaciones que sufren de humedad, pues es importante que el aire marche libremente y se renueve.

El mejor tratamiento para evitar la condensación es instalar rejillas de ventilación y sistemas de ventilación controlados.

condensación

Aunque, también es primordial impedir que se generen cambios drásticos de temperatura entre el interior y el exterior de la casa. Esto significa que no debes olvidarte del aislamiento térmico de la vivienda

Tratar la humedad por capilaridad

Esta humedad por capilaridad es provocada por un pésimo aislamiento de las paredes en relación al suelo. Cuando aparece este problema, las paredes van absorbiendo la humedad del suelo hasta crecer de una forma incontrolable.

Una de las mejores formas de evitar que este problema crezca es realizar inyecciones de silicatos.

Para este proceso es necesario taladrar la pared de manera homogénea (hasta cierta altura) para luego inyectar la solución en estos orificios, y pasado unos días los silicatos se cristalizarán y bloquearán los capilares.

Definitivamente es muy importante aplicar estos tratamientos antihumedad para prevenir la humedad en la vivienda, pero sobre todo dejar esta labor en manos de profesionales para garantizar buenos resultados.

Compártelo:Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on TumblrShare on StumbleUponShare on Reddit